Snick débil

Snick débil

 

El Snick Débil, es la pérdida de succión durante la alimentación, que puede convertirse en un problema grave si avanza hasta el punto de que el caballito de mar ya no pueda sorber comida suficiente para mantenerse vivo.

El Snick débil y los trastornos relacionados con la alimentación, son por lo general una lesión mecánica o una infección que afecta al mecanismo de disparo del hueso hioides o de la musculatura subyacente con la que genera la succión de gran alcance, que utiliza cuando se alimenta. Tales daños mecánicos a veces pueden ser causados por la ingestión de un objeto extraño mientras se alimenta, o el problema puede deberse a parásitos protozoarios que atacan a las branquias y eventualmente afectar a los músculos que hacen funcionar la bomba de succión bucal y / o las bombas de succión opercular.

Los caballitos de mar chupan, eso es un hecho, estos increíbles animales acuáticos están sumamente bien adaptados para la alimentación por succión, lo cual significa que sus hocicos tubulares están diseñados para generar una potente succión y sorber toda la pequeña presa que se encuentre a su alcance.

Este método de alimentación es a menudo adoptado por los peces acostumbrados a coger las presas desde el fondo o arrancar pequeños crustáceos y larvas de las hojas de las plantas bajo el agua.

La anatomía de la cabeza del caballito de mar ha evolucionado para adaptarse a este método de alimentación. Por ejemplo, una boca tubular es una ventaja para la alimentación de succión porque actúa como una pipeta y de la estrecha abertura sube el agua haciendo efecto venturi, maximizando así la succión generada por los músculos de la cabeza. La cavidad oral o bucal en el caballito de mar y de las cámaras branquiales (cavidades operculares) actúan como bombas de succión dobles que atraen agua hacia el interior con una fuerza considerable. La expansión de la cavidad bucal y opercular provoca una caída repentina de la presión dentro de la boca, la succión creada por lo tanto permite que el caballito de mar pueda absorber los alimentos.

En resumen, el caballito de mar absorbe su comida en un abrir y cerrar de ojos, y la cavitación causada por la irrupción repentina de agua que viaja a enorme velocidad a través del hocico estrecho, es por eso que efectúa esos movimientos característicos con la cabeza y los huesos del cráneo, produciendo la forma sonora "snick" que anuncia la desaparición de sus presas.

Todos los dueños de caballitos de mar están familiarizados con el "gatillo", que está situado en la parte inferior de su mandíbula en la base de su garganta, el cual mueve hacia abajo bruscamente cuando abre su cavidad bucal y le genera la suficiente succión para llevar la presa dentro de su boca. Este disparador es en realidad el hueso hioides, y es tirado hacia abajo por la contracción del músculo sternohyoideus, que va desde el hueso hioides a la cleithrum (uno de los huesos de la cintura escapular), que forma parte del exoesqueleto óseo del caballito de mar de (el anillo cleithral) justo detrás de su cabeza.

La succión generada por la contracción súbita, baja el hueso hioides cuando un caballito de mar se alimenta "tira del gatillo" sobre su presa. La succión adicional creada como consecuencia de la bomba opercular, es producida por las contracciones de los músculos y los músculos dilatadores de la hyohyoideus operculi. El agua se detiene en las cámaras branquiales y de esta manera es expulsada de la cavidad opercular a través de un poro pequeño (esta pequeña abertura acelera el flujo de agua que pasa a través de él en la misma forma que su hocico estrecho y tubular lo hace). La corona ósea situada encima de su cabeza, ha evolucionado y actua como punto sólido de anclaje para los músculos grandes que operan en su aspiración bucal y dos bombas de succión opercular, que le permiten alimentarse tan eficientemente.

Este es el mecanismo de alimentación ideal para un depredador de emboscada, ideal para la extracción de pequeñas presas situadas en zonas bajas o de aspirar presas suspendidas en la columna de agua.

Por supuesto, de forma independiente los ojos son un sistema perfectamente sofisticado para la alimentarse. Sus ojos laterales hemisféricos, proporcionan casi 360 grados de visión y permiten que el caballito de mar mire hacia arriba y hacia abajo (o hacia adelante y hacia atrás) al mismo tiempo en busca de presas potenciales o posibles depredadores. Tan pronto como se detecta una probable presa, los dos ojos se bloquean en ella al mismo tiempo y hacen un seguimiento atento, proporcionando así una excelente percepción de profundidad. Esto permite que el caballito de mar calcule las distancias con una precisión notable. Sin embargo cuando este mecanismo de alimentación es lesionado o afectado por parásitos y/o infecciones secundarias, se produce la afección en la que el caballito es incapaz de generar suficiente aspiración para una correcta alimentación.

               

 Vídeo subido por "Playu"

Tratamiento en caso de daño mecánico

Otra causa común del snick débil en muchos casos es un daño mecánico del hueso hioides. Esto ocurre a veces cuando un caballito de mar accidentalmente ingiere un objeto extraño de la parte inferior del acuario durante la alimentación. Cuando un objeto duro y extraño es ingerido, puede alojarse en la garganta o en el hocico, y el caballito de mar puede tener dificultades para expulsarlo de nuevo, ya que el mecanismo del caballito de mar, es mucho más adecuado para aspirar cosa que para escupirlas hacia fuera otra vez. Cuando esto sucede es incapaz de eliminar el objeto, y a veces cuando lo consigue puede haberle causado una irritación considerable o los repetidos esfuerzos por expulsarlo llegan a causar una tensión muscular al mecanismo de activación del hioides.

En este caso, el caballito de mar actúa entonces como si tuviera dolor de garganta. La succión que genera es débil y tanto el acto de apretar el gatillo, como el acto de tragar parecen ser algo doloroso. Observaremos que el caballito de mar se alimentará de mala gana y como resultado con el tiempo puede dejar de alimentarse por completo. Tales daños mecánicos también pueden conducir a la pudrición del hocico.

En resumen, se sospecha que hay un daño mecánico cuando el snick débil no se acompaña de dificultad respiratoria, cuando sólo uno de sus caballitos de var se ve afectado y con síntomas inusuales, o cuando ve que están luchando por expulsar un objeto extraño. En estos casos, lo más seguro es que el problema desaparezca por si solo después de dos semanas o incluso dos meses. No es necesario tratamiento farmacológico y la clave para un resultado exitoso es manterlo comiendo mientras la curación se lleva a cabo, es en esto donde el tratamiento debe concentrarse.

Cuando surgen estas dificultades en la alimentación, una buena idea para tratarlo es tentarlos con artemia adulta viva. En el caso de que el snick débil sea causado por una lesión, puede tener más suerte haciendo que los sorba sujetándolos con la mano y acercándole la comida lo suficiente para que el la sorba, eso será suficiente para mantenerlos en funcionamiento mientras que se curan. Deberemos enriquecer la artemia ya sea congelada o viva, para maximizar su valor nutritivo con un producto enriquecido con Hufa (SELCO). En el caso de alimentar con artemia viva, debemos tener en cuenta que las artemias son filtradores que ingieren todo lo que está suspendido en el agua con ellos, así que todo lo que necesita es agregar una o dos gotas de una fórmula de enriquecimiento dentro de un recipiente pequeño con agua salada y añadir las artemias manteniéndolas por lo menos 30 minutos antes de ofrecérselas.

También podemos usar otra técnica basada en mantener al caballito de mar afectado en un recipiente colgado dentro del acuario con algún elemento de enganche, y luego añadir una generosa cantidad de artemia enriquecida dentro. De este modo no tiene que competir con sus compañeros de acuario por el alimento, y es fácil de mantener una densidad adecuada en ese espacio tan reducido. Lo debemos dejar en el recipiente durante a menos dos horas para que coma. Usted puede observar su progreso desde la distancia para comprobar que se alimenta. En la mayoría de los casos el caballito rápidamente se familiarizará con la rutina de ser transferido al recipiente especial a la hora de comer y lo asociará con sabrosos alimentos vivos y con la panza llena, reuferzo positivo que lo convertirá en un momento libre de estrés. Se puede repetir este proceso de alimentación de dos a tres veces al día con el fin de engordarlo, pero siempre dentro del horario que nos permita a cada uno. En cualquier caso mantener la alimentación de los caballitos de mar o proporcionarles una alimentación adecuada es la clave para resolver el snick débil y otros transtornos relacionados con la alimentación. Muchas veces el problema se resolverá con el tiempo, pero siempre manteniéndolos bien alimentados. A pesar de nuestros cuidados, a veces el problema progresa hasta el punto de que no puede ni siquierar aspirar las artemias. Cuando este es el caso debemos ofrecerles la comida directamente en la boca para que la sorba e incluso insertarles la comida en ella. A menudo si podemos insertar un mysis directamente en la boca abierta es suficiente, su instinto hará que entre en funcionamiento y asuma el control sorbiendo el mysis congelado casi por reflejo. Este método es menos estresante y menos invasivo que alimentar a la fuerza un caballito de mar. Este método funciona bien sobre todo si le acostumbramos a alimentarlo a mano y sin que se asuste.

 

Tratamiento en caso de infección protozoaria

Como ya hablamos anteriormente en algunos casos, el problema puede venir debido a infecciones por parásitos protozoarios (Amyloodinium, Cryptocaryon, Brooklynella, Urema, etc.), debemos observar y evaluar si el snick débil está acompañado por una respiración rápida o dificultad respiratoria, si más de un caballito desarrolla la enfermedad, o cuando compañeros de acuario padecen los mismos síntomas, o incluyo si comienzan con un principio de pobredumbre del hocico.

Así es como la enfermedad progresa, en estos casos la madriguera de los parásitos incrustados causan hiperplasia de los tejidos subyacentes, y cuando un número suficiente de ellos se acumulan en las branquias, vemos los primeros síntomas de dificultad respiratoria, dificultad para respirar y para soplar. Durante una infestación intensa, los parásitos pueden atacar los músculos clave que amplían la cavidad opercular, o gran número de parásitos pueden obstruir las branquias en la medida en que la bomba opercular se altera, resultando en snick débil debido a una disminución de la succión.

En los casos más graves, los parásitos continuarán extendiéndose a partir de las branquias, a la garganta, cavidad bucal, y finalmente al hocico mismo. Cuando esto sucede, la irritación causada por los parásitos y la hiperplasia de los tejidos infectados pueden causar pérdida del apetito o dificultad para tragar, en estos casos puede llegar a dejar de comer. Si la inflamación y la hiperplasia obstruyen las branquias, la garganta y el morro, es suficiente como para que el caballito de mar no produzca una aspiración adecuada al tratar de alimentarse, y el resutado será el snick débil. En casos severos, esto va a conducir a la muerte por asfixia.

Si la madriguera de los parásitos da paso a infecciones secundarias por hongos o bacterias, puede llegar a desarrollar la pobredumbre del hocico. Cuando la infección o infecciones secundarias afectan al músculo sternohyoideus que controla el mecanismo de disparo del hueso hioides, este bloqueo puede desencadenar otras y de nuevo el caballito puede dejar de alimentarse.

Estos organismos suelen atacar las branquias en primer lugar, para luego comenzar a extenderse a la garganta y boca. A medida que crece su número y se acumulan en las branquias, se extienden desde el interior invadiendo el esófago y la cavidad oral, es cuando los síntomas comienzan a aparecer, tales como la respiración rápida, pérdida de apetito, snick débil y pudrición del hocico.

Uno de los tratamiento que podemos utilizar, son los baños de formalina.