Mantenimiento y Cuidados para el Acuario de Med...

Mantenimiento y Cuidados para el Acuario de Medusas

Mantenimiento y Cuidados para el Acuario de Medusas

 

¿Cuáles son las condiciones y cuidados necesarios para el mantenimiento de un acuario de medusas ?

Guía sobre el cuidado y mantenimiento de Acuarios de Medusas

 

CALIDAD DEL AGUA

Advertencia importante

La calidad del agua debe ser verificada con regularidad utilizando test que están disponibles en la mayoría de tiendas de acuarios marinos. Es conveniente medir la calidad del agua cada pocos días y al menos dos semanas después de poner las primeras medusas en el acuario, para asegurarse de que los valores permanecen dentro de los parámetros recomendados. Una vez que comprobemos que los parámetros permanecen estables podemos reducir la frecuencia de las mediciones.

 

Temperatura

13-26 °C (dependiendo de la especie es conveniente ajustar la temperatura en función de la zona donde se capturó la especie). Para la especie más común en los acuarios de medusas: la  Aurelia sp. (comúnmente conocida como medusa Luna) se recomienda una temperatura entre 18 y 25 °C. Podemos utilizar un termómetro-densímetro para acuario marino (que nos servirá, además, para medir la densidad).

pH

8 - 8.4 (podemos medirlo con un test específico para pH)

Salinidad*

34-35 ppt . Aunque algunas medusas pueden tolerar un amplio rango de salinidad, generalmente se recomienda mantener la salinidad dentro de los rangos habituales en el agua del mar.

*En lugar de Salinidad solemos medir un parámetro denominado densidad, ya que requiere un instrumento de medición más sencillo conocido como “densímetro”. Los valores de densidad que debemos mantener son , también, próximos a los del agua en el mar: 1020-1025.

Otros parámetros del agua

-        NH­­3: 0,0 ppm (El NH­­3 y el NH4 se interconvierten por lo que podemos usar test de NH4)

-        NO2: (Nitritos) < 0,05 ppm (podemos medirlo con un test específico para nitritos)

-        NO3: (Nitratos) < 25,0 ppm (podemos medirlo con un test específico para nitratos)

-        PO4: (Fosfatos) < 0,5 ppm (podemos medirlo con un test específico para fosfatos)

-        Alcalinidad: (kH o dureza) 8 – 10 dkH (podemos usar un test de Alcalinidad (kH))

 

ALIMENTACIÓN

La mayor parte de las medusas pueden ser alimentadas con artemia viva recién eclosionada o a base de alimento marino congelado: artemia baby, copépodos, mysis….

Es importante no sobrealimentar y retirar la comida sobrante para mantener una buena calidad del agua.

Una muy buena alternativa es utilizar el alimento especial para medusas de Cubic : Planktonic food for filter feeding invertebrates. Este alimento es más nutritivo que la artemia recién eclosionada. Ha sido probado con la medusa luna (Aurelia aurita) y aporta un mayor crecimiento que la nutrición con artemia. En este caso será necesario limpiar el fondo del acuario con más frecuencia debido a unos mayor cantidad de restos de la digestión.

Método de alimentación en un bol (recipiente externo)

Es probablemente el método más eficiente y produce menos contaminación del acuario con el paso del tiempo. Consiste en trasladar las medusas usando un cacillo o cucharón a un bol que contenga agua del propio acuario. Allí alimentaremos a las medusas durante 15 o 20 minutos hasta que sus estómagos estén llenos. Después devolveremos las medusas al acuario intentando no llevarnos con ellas restos de comida del agua. Es importante que las medusas no permanezcan fuera del agua, ya que esto puede dañar sus delicados tejidos. Con este sistema siempre perdemos parte del agua del acuario, por lo que es importante disponer de una cantidad de agua salada preparada para reponer la cantidad perdida.

Método de alimentación en el propio acuario

Disolvemos moderadamente en una taza con algo de agua del acuario una pequeña cantidad de alimento para medusas (p.ej.: el de Cubic). A continuación añadimos poco a poco y en varias veces pequeñas cantidades de alimento observando cómo las medusas van llenando sus estómagos. Este procedimiento es bastante cómodo, pero corremos el riesgo de dejar una gran cantidad de comida sin digerir al fondo del acuario, produciéndose una rápida degradación de la calidad del agua. Si usa este método será necesario realizar cambios de agua con mayor frecuencia que si realiza la alimentación en un bol externo.

 

 

 

CAMBIOS DE AGUA

Se recomienda cambiar entre el 10 y el 20% del agua del acuario cada 2 semanas, aproximadamente. Esto dependerá del tamaño del acuario, del número de medusas en su interior y de la cantidad de alimento que aportemos al sistema.

Es conveniente medir regularmente la calidad del agua para asegurarnos que el rango de valores es el adecuado.

Prepararemos el agua marina, usando sal especial para acuarios marinos, al menos 24 horas antes de realizar el cambio de agua. Esto es importante para una correcta disolución de todos los ingredientes de la sal. Debemos verificar como mínimo que la densidad y la temperatura del agua marina que vamos a cambiar sea la misma que la de nuestro acuario. Bastará con usar para ello un sencillo densímetro-termómetro.

Este cambio deberá hacerse poco a poco ya que un cambio brusco generará estrés en las medusas, e incluso podría ocasionar su muerte en casos extremos.

Utilice algún medio para sifonar y extraer el agua de su acuario, como por ejemplo una pipeta de limpieza (puede aprovechar para recoger, al mismo tiempo, restos de comida del fondo del acuario). Deberá ser muy cuidadoso para no dañar las medusas y causarles daños por succión.

Después de sifonar entre el 10 y el 20 % del agua de su acuario rellene con al agua marina previamente preparada añadiéndola lentamente por la parte trasera de su acuario. De este modo evitará el contacto directo del agua nueva con las medusas, además de la aparición de burbujas que podrían dañarlas.

 

LIMPIEZA

Con el paso del tiempo los restos de comida y desechos tienden a acumularse en el fondo del acuario. Además también crecerán algas en las paredes internas del acuario especialmente si este está expuesto a la luz solar. Para limpiarlo puede utilizar una pipeta de limpieza para sifonar restos de comida y un cepillo para acuarios que no arañe las superficies acrílicas.

 

FLUJO DE AGUA

Habitualmente todos los acuarios de medusas permiten ajustar el flujo de agua y por consiguiente la velocidad de circulación de las medusas. No existe un criterio común sobre la velocidad más adecuada, pero en general un flujo lento es muchos más atractivo y relajante para el espectador. Además una baja velocidad permite a las medusas capturar más fácilmente el alimento si decidimos alimentarlas en el acuario.